Ana Delisante

Como Asesora en Marketing y Comunicación ¿Que busca una

empresa específicamente cuando contrata tu asesoramiento?

La razón de cada empresa varía según su objetivo: Posicionarse, Reposicionarse, generar recordación de marca, pero siempre tiene que ver con que los clientes nos escuchen y nos tengan presente. Si bien el objetivo principal muchas veces es un aumento en las ventas, esto es una consecuencia de un buen manejo de la comunicación con sus clientes a través de varias estrategias.

 

Hoy no podemos pensar en una empresa que no tenga comunicación interna y externa. Lo que generamos juntos es una estrategia.

 

Supongo que necesitarás sentirte involucrada en cada proyecto, más que nada para poder transmitir de forma fehaciente tus propias sensaciones con respecto al producto o marca que estás asesorando ¿Es así?

Para poder asesorar hay que conocer el mercado y el producto/servicio con todo detalle. También me involucro mucho con la filosofía de las

empresas y personas para las que trabajo y su misión y visión. Para tener éxito en la comunicación es fundamental trabajar en equipo. Una de las cosas que más me gusta de mi trabajo es que estoy aprendiendo todo el tiempo de todos los rubros y en contacto con gente muy talentosa que ama su trabajo. Antes de asesorar aprendo del negocio y el rubro ya que nadie conoce mejor sus productos que sus propios dueños.

 

La pandemia fue un cimbronazo en la vida de todos y desde lo empresarial obligó a las marcas a reinventarse ¿Cuáles son los principales cambios que se generaron a la hora de comunicar?

El Covid-19 fue un acelerador del cambio, en especial en redes sociales y la forma de comprar. Muchas empresas y emprendedores tuvieron que readaptarse para ofrecer productos y servicios que empezaron a ser necesarios en el mercado y prescindir de otros.

 

Las personas que trabajan en rubros más afectados como eventos y viajes tuvieron que buscar diferentes caminos y propuestas; desde mi lugar pude apoyar a varias empresas en este cambio pensando en propuestas nuevas y originales que el mercado requería.

 

Durante la pandemia y en especial en la cuarentena hay hábitos que cambiaron muchísimo. Saber captar estos cambios y poder ofrecer nuevos productos y servicios cuando el mercado los pide es clave.

 

Pensemos en el cambio que hubo en el sector de la decoración, que tuvo un auge increíble porque las familias pasaron a disfrutar más
de estar en casa en vez de salir todo el tiempo. Se invirtió en hacer los hogares más cómodos y lindos, buscando espacios de trabajo y disfrute. Sin duda, cómo nos sentimos en el lugar donde vivimos influye directamente en nuestro estado de ánimo. En este rubro las empresas se tuvieron que readaptar para poder afrontar la gran demanda y cambios en el mercado. Atender la venta online o por redes más que visitas a los locales. Generar asesoramiento online o por WhatsApp. Hay empresas que ni siquiera tenían e-commerce y gracias a las redes

pudieron realizar ventas. Muchas empresas se readaptaron ofreciendo servicios acordes con la pandemia: el deporte en casa, los restaurantes a domicilio, las dietas détox, los viajes internos recorriendo nuestro país tan espectacular, son algunos ejemplos.

 

Existen empresas que optan por achicar el rubro comunicación en tiempos de pandemia ¿Cuál es tu opinión al respecto? ¿Y qué no deberían dejar de hacer?

Cuando los presupuestos apremian lamentablemente el rubro comunicación es lo primero que se corta en las empresas. Sin embargo, lo que nunca debemos hacer es dejar de realizar acciones para estar en la mente del consumidor, que cuando piense en el producto o servicio a comprar nos recuerde.

 

Ser solidarios y entender que el cliente también la está pasando mal, encontrar la forma de comunicarnos y ser empáticos con nuestros clientes que ya pronto van a volver. Buscar qué solución o ayuda les puedo dar en este momento que están viviendo.

 

¿Se puede sostener un emprendimiento exitoso únicamente con redes sociales?

 

Dependiendo del tamaño del negocio si se puede, hoy las redes son una herramienta muy poderosa cuando se maneja bien. Tengo clientes que solo comunican en redes.

 

Sin embargo, también es la más transparente. Si la marca o persona que comunica no es genuina y auténtica, el producto no es lo prometido
y se generan falsas expectativas también se sabe. En redes todo se comunica, lo positivo y lo negativo.

 

Nuestro vendedor más importante son nuestros clientes satisfechos que pasan a ser referentes y en casos ideales son fans de nuestra marca. Acá es donde sabemos que estamos haciendo las cosas bien.

Con más de 25 años de experiencia en el retail en Uruguay ¿Cómo sentís que se maneja el vínculo marca-cliente con respecto a otros países? ¿Existe una buena interacción o debemos mejorar algunos aspectos?

En Uruguay hemos crecido mucho en comunicación y la buena atención pre venta. Pero son pocas las empresas que entienden que es mucho más fácil venderle a un cliente actual que a uno nuevo. La opinión de los clientes luego de que nos compraron y su fidelidad vale oro. Cuántas veces recibiste un mail para agradecerte la compra, tener un seguimiento para ver cómo te fue con algún producto o servicio, ni te digo cuando hay un problema o queja, muchas empresas se olvidan que fueron clientes. Es mucho más rentable aceptar una devolución o un cambio y escuchar a un cliente que siente que tuvo un problema con la marca que complicar esta instancia. Hay mucho para trabajar en la post- venta de los clientes.

Hoy contamos con la herramienta de redes que nos permite escuchar a los clientes, ¿realmente los escuchamos?

¿Y cómo ves la industria del retail en Uruguay?

Estamos a un nivel muy alto, hay una muy buena oferta de productos nacionales e importados. Antes cuando las personas viajaban uno de los grandes atractivos eran las compras, porque acá los productos no se encontraban, no estaban disponibles, había mucha diferencia de precio, etc. Hoy encontramos de todo en Uruguay y las tiendas internacionales que se instalaron subieron la vara. H&M por ejemplo cuenta con una de sus tiendas insignia en Punta Carretas Shopping.

Las empresas han invertido mucho en retail y los clientes disfrutan de un buen paseo de compras.

En cuanto a moda, contamos con grandes diseñadores en todos los rubros. Hay formación y capacitación que antes no existía en nuestro país en el rubro diseño. Nuestra producción nacional es de excelente calidad. Muy reconocida a nivel internacional. Hay un montón de talentos Uruguayos que exportan sus productos.

Ana Delisante-2.jpg
Ana Delisante-5.jpg

Durante el inicio de la pandemia organizaste un WEBINAR para emprendedores, además de ser docente en la Universidad de Montevideo. La enseñanza no es para cualquiera y evidentemente es un lugar que te apasiona y donde te sentís cómoda ¿Qué sentís que te deja la enseñanza? ¿Cómo ves a los chicos en este mundo tan conectado?

Una de las cosas que más extrañé durante el año pasado fue la presencialidad de las clases. Me encanta ser instrumento de conocimiento para los demás y compartir mis experiencias, triunfos y fracasos. Los alumnos me motivan a seguir aprendiendo todos los días y siempre dar mi mejor versión.

El año pasado dictaron el Seminario Talleres de Marca Personal, siendo una de las oradoras. ¿Considerás que todos tenemos una marca personal?

Junto a mi amiga y colega de la Universidad de Montevideo Ana Inés Ruiz dictamos un taller de Marca Personal y fui una de las oradoras en el Seminario de Emprendedoras 2020. La charla fue sobre Marketing Personal y Estrategias de visibilidad.

 

Por supuesto todos tenemos una marca personal. Me gusta la definición de Jeff Bezos (CEO de Amazon): “Marca Personal es lo que dicen de ti, cuando no estás presente”

 

Muchas veces se confunde Marca Personal con redes y visibilidad y no tiene nada que ver, absolutamente todos tenemos una imagen y marca. Está en nosotros aprender a manejarla y escuchar lo que dicen de nosotros.

 

Además de empresas, también asesoro a varios profesionales sobre su visibilidad y marca (médicos, psicólogos, personalidades públicas), porque también, cuando no tenemos redes, cuando no tenemos exposición, eso habla de nosotros.

 

Además de tus clases en la Universidad de Montevideo, desde AD Marca Personal también proponés a lo largo del año capacitaciones y talleres sobre marketing personal, recursos humanos e innovación, entre otros ítems, contando siempre con el apoyo de excelentes profesionales. En su mayoría estos talleres apuntan a un público femenino ¿Sentís que existe avidez por aprender? ¿Cómo fuiste notando este cambio entre las mujeres en los últimos años?

Junto a mi socia en AD, Verónica Cataldi formamos la empresa para poder ofrecer capacitaciones y talleres para emprendedoras y también formar personas en nuevas áreas que tienen salida laboral como la asesoría de imagen, la organización y el orden, decoración, etc.

 

Hay muchos rubros que a las mujeres nos interesan y desde AD sabemos que cuando el tema te interesa, queremos capacitarnos y tener más información.

 

Para mí es un enorme placer que varias alumnas tanto de la carrera de Asesoría, como los cursos de Orden hoy estén teniendo una oportunidad de trabajar de lo que aman.

Nuestros talleres no están dirigidos únicamente a las mujeres, pero si son la excusa ideal para además de aprender pasemos un lindo momento, conectar con otras mujeres con intereses similares, comer y tomar algo rico y siempre, siempre se van llenas de regalos.

 

¿Cómo fue tener que pasar la presencialidad de los talleres al formato online y la consiguiente aceptación de tus seguidores?

El 17 de marzo llegué de Londres, en plena pandemia al peor escenario para nosotras que organizamos Talleres (cuasi eventos) presenciales: tuvimos que frenar, pensar, y volver a caminar.

 

Suspendimos los talleres de Meme Castro (@muyviajera) que venía desde Argentina a hablar de viajes y el de Mechi Lozada (@soyunmix) que viajaba desde Francia, con entradas vendidas y sponsors acordados. Devolvimos todo y volvimos a empezar.

 

Con mi familia nos involucramos en Canastas UY, un movimiento increíble de solidaridad que solo se da en un país como Uruguay, y
allí fue que organizamos varios talleres online a beneficio de Canastas. En estos encuentros encontramos una enorme solidaridad que quiero destacar de los oradores y las personas que se anotaban para apoyar 
la organización. Luego de a poco fuimos armando un cronograma
de talleres y cursos online. Si bien para mí no hay nada como la presencialidad es verdad que las capacitaciones online también tienen sus beneficios; no implican traslados por ende lleva menos horario 
y menos inversión, se puede hacer desde la comodidad de casa y sin tener que producirnos (lo que a algunas les encanta, a otras no tanto) y lo podemos hacer en el momento que queremos. Las clases quedan grabadas y se pueden volver a ver. En muchos ámbitos el contacto online vino para quedarse y estamos estudiando un formato híbrido, de poder hacer los talleres presenciales y ofrecer la opción online para las personas que realmente no pueden participar en forma presencial.

 

Con solo mirar tu actividad profesional en redes sociales, uno descubre una mujer activa y emprendedora. Imagino que en tu cabeza siempre hay un nuevo proyecto en marcha ¿Qué se viene para este 2021?

Mi mayor problema es ese, que mi cabeza no para. En todos los ámbitos laborales y personales nunca paro de proyectar. Por suerte cuento con mi socia que me ayuda a llevar a cabo las ideas y en mi casa mi marido que me acompaña.

 

Para este 2021 mi proyecto es seguir creciendo, conociendo y apoyando gente talentosa que ama su trabajo, gente “Vitamina” como les dice Marian Rojas Estapé que me llenen de energía. Lo que no soñamos no lo cumplimos, si lo visualizás lo lográs.

 

Y, por último, si tuvieras que elegir tu mejor logro ¿Cuál sería?

Sin dudarlo, mi familia. Es mi mejor logro y proyecto de vida.