Depositphotos_21975291_xl-2015.jpg

Seamos como el agua

Desde el 2007, más de la mitad de la población mundial ha estado viviendo en ciudades, y se espera que dicha cantidad aumente para 2030. Estas ciudades son centros neurálgicos del crecimiento económico que ocupan tan solo el 2% de la superficie del planeta. Muchas veces, funcionan como intermediarios, motores y pilares del desarrollo cultural y tecnológico. Como contrapartida, representan alrededor del 70 % de las emisiones de carbono y un gran porcentaje del uso de recursos naturales.

 

El impacto de la pandemia de COVID-19 será más devastador en las zonas urbanas pobres y densamente pobladas.
Además de varios factores de vulnerabilidad que sufren estas zonas, el hacinamiento dificulta cumplir con las medidas recomendadas, como el distanciamiento social y el auto aislamiento. Como si esto fuera poco, los efectos de la urbanización y del cambio climático están convergiendo en peligrosas direcciones que suponen una seria amenaza para estabilidad medioambiental, económica y social del planeta.

 

En fin, todos estos aspectos antes mencionados podrían ser “justificativos” del aparente retroceso de los indicadores de desarrollo sostenible establecidos por las Naciones Unidas conocidos como Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Y en cierta manera lo son, pero es momento de enfocarnos independientemente de los obstáculos que se puedan presentar. Como bien dicen por ahí, no hay un Planeta B.

 

Como profesional, me dedico al diseño, desarrollo y adaptación de tecnología para el cuidado del agua. Usamos drones y satélites para el monitoreo de lagos y ríos, y modelos computacionales para predecir el impacto del cambio climático. El agua es mi vocación, mi descanso, mi inspiración y por momentos mi paz. Por ello, traigo a colación una reflexión de Raymond Tang sobre el libro Tao Te Ching.

 

El agua que fluye no se altera ni molesta por los obstáculos, sino que simplemente fluye a su alrededor. El agua encuentra una solución a un problema sin fuerza ni conflicto y nos enseña a trabajar en armonía con nuestro entorno en lugar de confrontarlo. Además, el agua se adapta, a pesar de los entornos en constante cambio.

 

El ejercicio de fluir entre los obstáculos que se presentan, adaptarse y armonizar con el entorno resulta esencial para
el desarrollo sostenible. Para ello se necesitan ciudades creativas, conscientes de su rol, generadoras de conocimiento, de tecnología y de la participación de la sociedad en su conjunto. Como el 60 % de los lugares que se urbanizarán para 2030 aún se están por construir, todavía tenemos la oportunidad de hacerlo de manera sostenible. Esto requiere de un análisis reflexivo y crítico que los habitantes de las ciudades debemos ejercitar en lo cotidiano. En cierta manera, nos invita a asumir el compromiso de vigilar cada acción y cada objetivo personal y colectivo de manera abierta, enfocados en la sustentabilidad y no en los obstáculos que se presentan.

 

Facundo Cabral (Mayo 22, 1937 – Julio 9, 2011) en su canción Aprende del Agua nos cantaba “Aprende del agua, que es humilde y generosa con cualquiera. Aprende del agua que por humilde toma la forma de lo que la abriga. En el mar es ancha, angosta y rápida en el río, y apretada en la copa. Sin embargo, siendo blanda, moldea la piedra dura.”

 

Te invito a ser como el agua y moldear la piedra dura. El desarrollo sostenible es una necesidad que no se puede confrontar. Debemos aceptar que es tiempo de cambiar algunas de nuestras costumbres y adaptarnos. Está bueno fluir hacia una realidad más sostenible en conjunto, participando activamente en la vida social, política y económica de tu ciudad, porque solos somos una gota, pero juntos somos mar.

Seamos como el agua | Revolución Sustentable

MINI BIO

ALEJO SILVARREY

Ingeniero Industrial egresado de la Universidad Católica (Montevideo/Uruguay)
Magister en Ingeniería Sanitaria por el Instituto del Agua de UNESCO (Delft/Holanda) Doctorando en Desarrollo Sostenible por la Universidad de Deakin (Melbourne/Australia) Consultor y fundador de MAR – Environmental Solution
Investigador y Docente de la Diplomatura en Ciudades Inteligentes y Sostenibles en la Universidad Católica del Uruguay Campus Punta del Este.

Seamos como el agua-1.jpg